¿Sabías que un 36% de los españoles recurre a la medicina estética a partir de los 26 años?

enero 31, 2020
Etiquetas:

Así lo revela la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME) en su nuevo estudio socioeconómico y de penetración del sector de la Medicina Estética en España, con el que trata de ofrecer una fotografía real de las tendencias del mercado actual y la vinculación, por parte de los usuarios, entre tratamientos estéticos y la “belleza de la salud”.

Algunas de las conclusiones más relevantes son:

  • Cuatro de cada diez españoles recurren a la medicina estética a partir de los 26 años.
  • El número de tratamientos médico-estéticos ha aumentado un 5,4% desde 2016, alcanzando el 35,9% de la población.
  • El principal motivo del incremento de la demanda es conseguir un aspecto cuidado, natural y saludable.
  • La Medicina Estética genera 100.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

Tendencias destacadas 

Este estudio muestra la primera tendencia que mueve el mercado de la medicina estética: la búsqueda de una belleza natural, discreta y reversible, motivada por el cuidado de la salud preventiva. Por otro lado, el estudio resalta la entrada de consumidores mucho más jóvenes (26 años) básicamente influidos por las redes sociales. Finalmente, se puede ver un ligero crecimiento, pero constante, en los consumidores masculinos.

En los últimos años se aprecia un crecimiento de 5,4 puntos porcentuales de población española que utiliza servicios de Medicina Estética lo que se sitúa en una tasa del 35,9% de los españoles.

Principales tratamientos de Medicina Estética

En los últimos años, el mercado de la Medicina Estética en España ha crecido cerca del 10-15% debido principalmente a un cambio en la demanda de los tratamientos faciales y corporales. Casi el 57% de los pacientes de Medicina Estética escogen tratamientos faciales exclusivamente (+3% respecto 3 años anteriores), mientras que un 20% de la población asegura que realizan tanto tratamientos faciales como corporales.

Parece ser que los rellenos dérmicos y la toxina botulínica son los tratamientos más solicitados, en general. Sin embargo, la principal preocupación de los jóvenes es combatir la celulitis y reducir la grasa corporal mientras que los mayores optan por tratamientos de hiperpigmentación, manchas y fotorejuvenecimiento.

Recientemente, se ha detectado una nueva tendencia que proviene de EE.UU. llamada ‘Baby Botox’, que consiste en infiltrar dosis más bajas de toxina botulínica para disminuir o prevenir ciertas patologías antes de que aparezcan, realizando retoques más discretos y suaves, aunque también a edades más tempranas.

El principal motivo por el que los pacientes deciden hacerse un tratamiento de Medicina Estética es para mejorar su aspecto y verse bien. Los más jóvenes lo hacen para ganar autoestima y mostrar la mejor versión de sí mismos mientras que los más mayores lo hacen para reducir los signos del envejecimiento. Los tratamientos estéticos se han convertido garantía de salud para un porcentaje amplio de la población.

Perfil del consumidor

El perfil del consumidor actual de Medicina Estética ha variado mucho en los últimos años, aumentando en número tanto de pacientes femeninos como masculinos: cinco de cada diez mujeres y dos de cada diez hombres son usuarios actuales de tratamientos estéticos.

Si bien, casi el 62% de los pacientes recurren a las recomendaciones de amigos y familiares, los más jóvenes utilizan principalmente internet para informarse antes de acudir a un centro.

Además, se constata que las edades de los pacientes cada vez son más tempranas, siendo el perfil del consumidor de tratamientos faciales, corporales y capilares en torno a los 28-32 años y para tratamientos de prevención antiaging, de edades entre 35-39 años.

Esta introducción de los mejores de 26 años en el mundo de la Medicina Estética se debe principalmente a la aparición de los selfis, la difusión que la medicina estética tiene en las redes sociales y la influencia de éstas sobre los jóvenes.

¿La Medicina Estética es una Especialidad?

La Medicina Estética no es una especialidad médica propiamente dicha del MIR por ser de ámbito exclusivamente privado. Pese a ello, existe un claro reconocimiento de la medicina estética como especialidad por parte de la sociedad civil y de los Ministerios de Hacienda y Sanidad. De hecho, las Comunidades Autónomas deben autorizar los centros que puedan ofrecer servicios de Medicina Estética garantizando el cumplimiento del epígrafe específico U.48.

Según datos del Ministerio de Sanidad, el número de centros autorizados para ejercer la Medicina Estética en España ha aumentado un 30%, alcanzando las 5.244 clínicas médicas, siendo la Comunidad de Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Aragón las cinco comunidades autónomas con mayor número de centros autorizados. Se estima que la facturación anual del sector ya alcanza casi los 3.000 millones de euros, lo que significa un aumento del 43% respecto a 2016.

Además, en este 2019 se ha aumentado a 7,4 la media de empleados profesionales de esta especialidad por centro médico, y se espera aumentar hasta llegar a los 9,6 por centro. Se estima que hay entre 4.500 y 5.000 profesionales de Medicina Estética en España y que el sector genera unos 100.000 puestos de trabajo directos e indirectos.

¿Es España un destino de turismo de salud?

Pues parece ser que España, desde hace años, trabaja para posicionarse como país de referencia en turismo sanitario. Este año figura en el ranking como segundo país de Europa y quinto del mundo en este tipo de turismo. Durante el 2018, se recibieron 140.000 turistas-pacientes y se espera que en el año 2020 esta cifra llegue a los 200.000 pacientes extranjeros.

 

Este tipo de estudios nos confirman que el sector de la Estética está en auge y que los profesionales con vocación por ayudar a las personas a mejorar su imagen personal tienen un gran futuro por delante.

 

Ver estudio completo en el siguiente enlace: Fuente SEME: http://bit.ly/2u6wAt0